Mil veces hasta siempre – John Green – Reseña

Mil veces hasta siempre John Green reseña

Hacía muchos años que no leía una young novel, posiblemente más de tres años, debo contarte que me acerqué a la lectura gracias a este género de novela que me hizo pasar momentos muy agradables. Tiempo después comenzaron a interesarme otros géneros literarios, así que me alejé varios años de las novelas juveniles. Hasta el día de hoy en que apareció la oportunidad de leer Mil veces hasta siempre de John Green.

Llevaba un par de meses leyendo a García Márquez, tras terminar El otoño del patriarca, (que por cierto, se me hizo una novela buenísima), decidí que necesitaba una pausa para leer algo más «relajado».

En esos días había descuentos muy interesantes en Amazon por lo que aproveché para comprar un par de libros. Entre ellos: Mil veces hasta siempre, que podía ser mío por la cantidad de $80mxn . Así que valía la pena adquirirlo aunque las reseñas de otros compradores no eran las mejores.

Este no sería el primer libro que leería de J. Green, ya que en mis años de adolescencia leí Buscando Alaska. Recuerdo que aunque no fue una novela que me volvió loco, tampoco fue un libro que me arrepintiera de haber leído. Así que me sentía tranquilo con la compra.

Entrando en materia, en Mil veces hasta siempre nos encontramos con Aza Holmes, una chica con un trastorno obsesivo compulsivo con las bacterias. El mayor temor de Aza es contraer C.Diff, una bacteria que puede llevar a la muerte.

Cada vez que vienen a ella estos pensamientos, entra en un «Espiral» mental, en el que sus preocupaciones crecen más y más hasta volverse infinitos. Ese es el origen de la ilustración de la portada.

La historia comienza con la desaparición del multimillonario Russel Pickett, que se ha dado a la fuga tras ser acusado de fraude. Pickett resulta ser el padre de un amor del pasado de Aza y de esta manera es como se relacionan los personajes.

Aza y su amiga Daysi tienen la ilusión de ir a la Universidad, así que la recompensa de $100,000 dólares que ha ofrecido la policía para quien pueda dar información del paradero de Russel Pickett les parece la oportunidad de su vida, o al menos para Daysi, quien convence a Aza de visitar a Davis (Su amor del pasado) a quien por cierto, no ha visto en años, con la intención de obtener pistas que puedan ayudarlas a dar con el multimillonario fugitivo.

En este punto puedes estar pensando ¿Qué hijo ayudaría a que atrapen a su padre para que un par de amigas obtengan la recompensa? Bueno, igual me parecía extraño, sin embargo en la novela lo justifican, ya que la relación entre padre e hijo no era buena.

Creí que la novela se centraría en la búsqueda del fugitivo, lo que me llevó a pensar que se trataría de una novela policiaca. Eso de alguna manera despertó aún más mi interés en el libro.

Sin embargo, temo decirles que no fue así, ya que ocurre algo que ocasiona que Aza y Daysi dejen de lado la investigación. Entonces la novela se encamina en el romance entre Aza y Davis, el TOC de la protagonista y su hermosa y auténtica amistad con Daysi.

Era predecible que el romance entre Aza y Davis iba a apoderarse de la historia y que su TOC sería un reto para la relación. Y en efecto, su miedo por las bacterias haría que besar a Davis se volviera un verdadero tormento.

Al final, el misterioso caso del multimillonario fugitivo se resuelve en un par de páginas. Esto me hizo sentir un poquito decepcionado, ya que era lo que me tenía verdaderamente intrigado. Aunque era consciente que me acercaba al final del libro, mantenía la esperanza de que se retomara el caso y tuviéramos un final interesante.

Mi conflicto con esta novela está en que se tocaron varios temas que no terminaron de abordarse a fondo. Además algunas «escenas» fueron muy lentas y algunas incluso irrelevantes. Esto hizo que en algún momento de la novela no supiera hacia donde iba la historia.

Tal vez pienses que esta novela me ha parecido mala, sin embargo considero que ha tenido cosas agradables. La personalidad de Daisy me fascinó, era muy divertida y auténtica, gracias a ella me reí durante varias páginas.

Leer de nuevo una young novel me ayudó a despejarme, también me trajo algo de nostalgia, ya que me hizo recordar mis inicios como lector.

Posiblemente mi problema fue que esperaba más o tenía la ilusión de quedar conmovido y derramando lágrimas como se acostumbra con las novelas juveniles de amor, o tal vez lo único que pasa es que ya estoy viejo para este tipo de novelas jajaja.

Creo que Mil veces hasta siempre puede ser una buena opción si pretendes tener un acercamiento con los libros, ya que su lectura es fluida, por lo que sus 296 páginas no representarán un sufrimiento.

Si te has quedado con ganas de leer más, te invito a leer alguna otra de mis reseñas. Finalmente te comparto mis redes sociales por si quieres seguirme Facebook , Instagram , twitter .

¡Hasta la próxima!